Cinco polluelos de cisne negro nacen por primera vez en el humedal del parque Terra Natura de Murcia

EUROPA PRESS

Cinco polluelos de cisne negro, ‘Cignus atratus’, han nacido en el humedal del parque Terra Natura Murcia, siendo ésta la primera vez que la especie se reproduce en cautividad dentro de las instalaciones del complejo.

Cinco polluelos de cisne negro, ‘Cignus atratus’, han nacido en el humedal del parque Terra Natura Murcia, siendo ésta la primera vez que la especie se reproduce en cautividad dentro de las instalaciones del complejo.

Así, los visitantes pueden observar cómo los dos progenitores se sumergen en el agua, mientras que son seguidos muy de cerca por las pequeñas crías que no se separan de ellos en ningún momento.

Con este nacimiento, los expertos han conseguido que la especie se reproduzca en cautividad por primera vez dentro del complejo.

Desde el principio, tanto el padre como la madre se han ocupado de la incubación de los huevos de manera equitativa y ahora comparten también la función de crianza de las pequeñas aves, cuyo plumaje es ligeramente oscuro aunque no llega a alcanzar las tonalidades negras de las plumas de sus progenitores.

Los padres muestran una actitud muy protectora ante las crías y no descuidan su vigilancia en ningún instante, ya sea mientras están en el agua o en tierra firme, según fuentes del complejo murciano.

Nada más nacer, los polluelos de cisne negro han sido alimentados por sus padres de manera natural y no ha sido necesaria la intervención de los cuidadores de Terra Natura Murcia. Los pequeños ejemplares se limitan a comer por imitación y observan a sus padres, se bañan y se asean. La jornada para ellos acaba volviendo al nido para dormir bajo la protección de ambos progenitores.

Esta especie posee la misma morfología que el cisne blanco, aunque se distingue claramente por la coloración negra del plumaje y su pico rojo.

Originaria de Australia, aunque actualmente tiene presencia en casi todo el mundo y, sobre todo, es abundante en los lagos de grandes ciudades debido a que ha sido previamente introducido por su vistosidad, el cisne negro no fue descubierto hasta el siglo XVIII por los colones ingleses.

Al llevar un ejemplar de esta especie a Inglaterra se generó una gran conmoción, porque hasta entonces solo se conocían ejemplares de plumaje blanco. Ese impacto social derivó en la creación de diversas fábulas y leyendas sobre este animal.

Murcia