TSJ de Murcia señala para este lunes una vista para decidir el itinerario de la manifestación

EUROPA PRESS

Acuerda ordenar a la Delegación del Gobierno que “modifique el itinerario”

La Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Murcia ha señalado una vista para este lunes, a las 11.00 horas, al objeto de tomar una decisión sobre el itinerario por el que finalmente discurrirá la manifestación de los sindicatos, prevista para el día siguiente, en contra de los recortes del Gobierno regional.

En concreto, la Sala ha abierto un procedimiento de protección de derechos fundamentales instado por la Comunidad Autónoma de Murcia en el que se solicita como medida cautelar el cambio del itinerario de dicha protesta, según ha informado el TSJ de Murcia en un comunicado.

El motivo responde a la petición del Gobierno regional para que se cambie el recorrido de la que sería la séptima manifestación convocada por las centrales sindicales en contra de la Ley de Medidas Extraordinarias para la Sostenibilidad de las Finanzas Públicas y, de este modo, no pase por delante del domicilio particular del presidente, Ramón Luis Valcárcel, que se ha convertido en diana para algunos manifestantes que han lanzado huevos y naranjas contra la fachada.

Por tanto, la Sala ha acordado la modificación del itinerario, así como solicitar y ordenar a la Delegación del Gobierno que “modifique el itinerario”, convocando a las partes este lunes para levantar, mantener o, en su caso, modificar dicha medida.

Itinerario alternativo

La postura de los sindicatos continúa siendo la misma que en las anteriores convocatorias, cuyo inicio se sitúa en la Plaza Fuensanta para después recorrer toda la Gran Vía y culminar en la avenida Teniente Flomesta.

Sin embargo, el itinerario previsto por el Ayuntamiento de Murcia discurre en torno al Río Segura. Se trata del paseo Teniente Flomesta, la plaza de la Cruz Roja, paseo de Garay, puente del hospital, avenida Infante Juan Manuel, plaza de los Voluntarios y puente Nuevo.

Según recordó el pasado viernes la portavoz del Gobierno regional, María Pedro Reverte, desde el pasado 22 de diciembre se han producido al paso de las diferentes manifestaciones por esta principal arteria de la capital “hechos objetivos de alteración del orden público y, además, de forma reiterada, que aconsejan buscar una ruta alternativa con el fin de prevenir que éstos se vuelvan a producir”.

De ahí, que el Ejecutivo considere que el cambio de itinerario que se solicitó, “sin éxito”, a la Delegación del Gobierno está “plenamente justificado”.

A ello se une el hecho de que la concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Murcia, Nuria Fuentes, solicitó también un cambio de itinerario, en base a las “múltiples” quejas que vecinos, comerciantes, trabajadores de la zona y ciudadanos en general habían elevado al Consistorio, debido a “los retrasos en el transporte público, los colapsos de tráfico y las molestias generalizadas que ocasionan estas manifestaciones recurrentes a los usuarios de la Gran Vía”.

No obstante, Reverte ha dejado claro que con esta acción judicial, el Gobierno murciano “no pretende impedir el derecho de manifestación, sino únicamente utilizar los recursos que contempla la propia legislación estatal y la jurisprudencia del Tribunal Supremo y del Tribunal Europeo de Derechos Humanos con el fin de intentar que no se produzcan alteraciones del orden público con peligro para personas o bienes con motivo del ejercicio del derecho de manifestación”.

El contencioso, ha subrayado, ha sido interpuesto “por razones de urgencia”, en la confianza de que las peticiones del Gobierno sean atendidas, “máxime cuando existen precedentes de itinerarios por otras calles de la ciudad, como fue el caso de la única marcha de protesta convocada por las centrales sindicales en contra del Decreto del Gobierno de Rodríguez Zapatero, el pasado 20 de mayo”.

Murcia