La Región de Murcia seduce a los visitantes con sus caldos con Denominación de Origen y sus rutas del vino

EUROPA PRESS

La Consejería de Cultura y Turismo expuso el sábado en la Feria Internacional del Turismo, Fitur 2011, su oferta turística enológica, en la que se incluyen las Rutas del Vino de Bullas, Jumilla y Yecla, así como recorridos y visitas a las bodegas más importantes de la Región de Murcia, según han informado fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

La Consejería de Cultura y Turismo expuso el sábado en la Feria Internacional del Turismo, Fitur 2011, su oferta turística enológica, en la que se incluyen las Rutas del Vino de Bullas, Jumilla y Yecla, así como recorridos y visitas a las bodegas más importantes de la Región de Murcia, según han informado fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

Así, el programa del sábado comenzó en el Noroeste murciano y más concretamente en Bullas, localidad que se define a sí misma como ‘bodega natural’ y que ha estado ligada al vino a lo largo de su historia.

La propuesta de esta localidad se centró en la visita a la Ruta del Vino, al Museo del Vino y al itinerario ‘Bullas 1900′, un recorrido urbano que toma el año 1900 como referencia, debido a que la mayor parte de los recursos turísticos que incluye son construcciones que datan de esa época, y entre los que destacan la Casa-Museo Don Pepe Marsilla y la Torre del Reloj.

La siguiente localidad murciana promocionada durante la sección de enología fue Jumilla, que ofrece a sus visitantes la oportunidad de sumergirse en el mundo vitivinícola a través de su Ruta del Vino y de sus caldos con Denominación de Origen.

Actualmente, forman parte de la Ruta del Vino de Jumilla el Ayuntamiento de la localidad, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Jumilla, 12 bodegas, ocho restaurantes, un bar de vinos, dos comercios especializados, dos enotecas, tres alojamientos, una agencia de viajes y una almazara ecológica, cuyo objetivo común es la creación de programas y actividades para el desarrollo de producto enoturístico.

Por otro lado, Jumilla destacó entre sus actividades complementarias el ciclo ‘Música entre vinos’, que incluye conciertos en mayo y junio en las diferentes bodegas de la Ruta del Vino de Jumilla. A estas actividades se une la ‘Semana Gastronómica’, que se desarrolla durante la segunda semana del mes de noviembre y durante la cual se degustan menús y tapas gastronómicas típicas de la localidad, siempre acompañados de un vino con Denominación de Origen Jumilla.

El tercer destino promocionado para la práctica del enoturismo fue Yecla, una ciudad emplazada en el Nordeste murciano, que utilizó el marco propiciado por Fitur 2011 para vender el municipio y sus recursos turísticos a través de la cultura del vino y de sus valores históricos y medioambientales.

La tradición histórica de los vinos de Yecla, que han obtenido multitud de premios nacionales e internacionales, unido a la modernización de sus bodegas, otorgan a sus tintos, blancos y rosados un carácter riguroso y a la vez creativo, que permite descubrir en ellos diferentes matices.

“Este tesoro nace de la interpretación que cada bodega realiza de la magia de la Monastrell sola o matizada en delicadas combinaciones con otras variedades para abrir una puerta a la excelencia, la creatividad y la vanguardia”, han concluido.

Murcia