La Policía Local de Cartagena rastrea en Internet la organización de fiestas ilegales

EUROPA PRESS

La Policía Local de Cartagena rastrea durante estos días en páginas, foros y redes sociales de Internet la organización de fiestas, especialmente de Nochevieja, en locales que carecen de la preceptiva licencia municipal.

La Policía Local de Cartagena rastrea durante estos días en páginas, foros y redes sociales de Internet la organización de fiestas, especialmente de Nochevieja, en locales que carecen de la preceptiva licencia municipal.

La actuación policial viene determinada por el bando que dicta la Alcaldía por estas fechas prohibiendo su celebración, con el fin de garantizar la seguridad de los asistentes, según informaron fuentes del Ayuntamiento de Cartagena en un comunicado.

En la mayoría de casos, el Ayuntamiento dijo que se trata de naves industriales que carecen de los servicios necesarios para este tipo eventos y no disponen de salidas de emergencia y ni elementos contraincendios.

Además, el Consistorio indicó que constituyen una competencia desleal frente a los locales legalmente autorizados que han pasado todas las inspecciones necesarias y están dados de alta fiscalmente en esta actividad.

Por el momento, la Policía Local ha detectado tres casos cuya denuncia está siendo tramitada. El “más flagrante”, según las mismas fuentes, corresponde a una macrofiesta en una nave situada a espaldas de Espacio Mediterráneo, en el Polígono Cabezos Beaza.

La Policía Local recomienda informarse bien, antes de comprar ninguna entrada, si el local donde se va a organizar la fiesta de Nochevieja dispone de la preceptiva licencia municipal, puesto que una vez abonada resultará muy difícil la devolución del dinero.

Más controles,

Ahora de drogas

La Policía Local, por otro lado, inició anoche una campaña de controles para detectar la conducción bajo los efectos de las drogas. Según ha explicado fuentes policiales, se trata de controles complementarios a los de alcoholemia, que se han intensificado durante estas fiestas, en que crece el consumo de este tipo de sustancias.

Las pruebas se realizan mediante unos kit que recogen muestras de saliva y detectan el consumo de las drogas más habituales, como los opiáceos, cannabis y sustancias sintéticas.

Durante los 12 pruebas que se realizaron la pasada noche, hubo dos positivos de nivel administrativo. La Policía Local inmovilizó los vehículos de ambos conductores, y en uno de los casos se había consumido cocaína y opiáceos; y en el otro cocaína, metanfetamina y marihuana.

Las mismas fuentes han explicado la creencia que existe en algunos conductores de que el consumo de drogas no les afecta al volante, cuando en realidad puede ser igual o más peligroso que el de alcohol.

Murcia