Valcárcel pide por tercera vez una reunión con Aguilar para tratar de evitar el entubamiento del río Segura

EUROPA PRESS

Miembros de la Plataforma en Defensa del Río Segura auguran “problemas de orden público” si el MARM entuba el Segura

El presidente de la Comunidad Autónoma, Ramón Luis Valcárcel, pedirá este miércoles por tercera vez una reunión con la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM), Rosa Aguilar, para tratar de evitar, entre otras cosas, el proyecto que prevé entubar una parte del río Segura, desde el pantano del Cenajo hasta la potabilizadora de la Sierra de la Espada, en Campotéjar.

Así lo ha hecho saber en rueda de prensa el consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, tras participar en una reunión con Valcárcel y con miembros de la Plataforma en Defensa del Río Segura, compuesta por alcaldes, representantes de partidos políticos, miembros de organizaciones agrarias, cooperativas y regantes, así como asociaciones juveniles y ecologistas, entre otros grupos.

En concreto, Valcárcel ha recibido al alcalde de Cieza, Antonio Tamayo, al alcalde de Abarán, Antonio Eugenio Gómez, concejales del Ayuntamiento de Blanca, miembros de Nuevas Generaciones del PP, representantes de Ecologistas en Acción, de Jóvenes de IU, de Riegos Tradicionales de Calasparra, de la Junta Central de Usuarios, de Fecoam y de las organizaciones agrarias COAG y UPA.

De no alcanzar un acuerdo en este encuentro, la Comunidad recurrirá a la Unión Europea, según ha anunciado Cerdá en representación de la Plataforma. Sin embargo, otros miembros de la misma, como el presidente de la Federación de Cooperativas Agrarias de Murcia (Fecoam), Santiago Martínez, han augurado “problemas gravísimos de orden público” si el Ministerio ejecuta el proyecto.

En concreto, Valcárcel incluirá este punto en concreto entre los temas a tratar con la ministra del ramo, y ha asegurado que tendrá que estar acompañado en el encuentro por miembros de la Plataforma en Defensa del Río Segura “para que Aguilar, que está recién llegada al cargo, sea consciente del problema social que se puede crear de forma innecesaria”.

El consejero ha señalado que el entubamiento “supondría detraer una serie de caudales que afectaría al río Segura de una manera notable desde el punto de vista ambiental, agrícola y económico”. Además, ha reprochado que se trata de un proyecto “innecesario en este momento de crisis, porque supone gastar un dinero para no aportar nada, ya que se están argumentando razones de salud pública y de calidad, lo que no son ciertas”.

En este sentido, se ha mostrado “convencido” de que la ministra “tomará una solución que será la correcta” pero, de no haber un acuerdo, ha anunciado que la Comunidad recurrirá a Bruselas “porque hasta ahora sólo se aportan razones de salud pública que creemos que no existen y, además, hay alternativas mucho más económicas, como mejorar las potabilizadoras, o cambiando los desinfectantes”.

“Si habían razones de salud pública tendrían que haber cerrado ya la Mancomunidad de Canales del Taibilla, pero esto no ocurre y hay alternativas más sencillas, menos complejas y más económicas que el entubamiento, y sin afección al río”, aclaró el consejero.

La alternativa, según Cerdá, es hacer un “pequeño canal de ocho kilómetros que una el embalse de la Fuensanta con el Canal del río Taibilla, con lo que no es necesario la potabilizadora del Cenajo ni nada porque se trata de un agua de primera calidad que entraría en la conducción del Taibilla”.

En este sentido, la Plataforma también ha manifestado su solidaridad con Jumilla y Yecla, y se ha mostrado de acuerdo en que ambos municipios “tienen que tener agua de la Mancomunidad del Taibilla, ya que tienen alternativas para que esto suceda”.

A su juicio, esta alternativa “es factible” y evitaría “hacer ese macroproyecto de entubación que, en principio, se valoró en 280 millones de euros y, en este momento, dicen que se trataría de 120 millones de euros”. Cerdá explicó que, si se trata de un proyecto modificado, “probablemente no habrán fondos europeos”.

De llevarse a cabo el proyecto de entubación “se pondría en peligro la viabilidad económica de la Mancomunidad ya que, aunque vinieran fondos europeos para su financiación, la parte correspondiente se carga la Mancomunidad del Taibilla, y puede llevarla a la quiebra”. Además, criticó que la obra “va a repercutir en las tarifas del agua que tenemos que pagar todos los murcianos”.

Murcia