Emotivo homenaje en Totana al escritor oriolano Miguel Hernández en el centenario de su nacimiento

EUROPA PRESS

El Centro Cultural y Obrero de Totana le ha profesado un emotivo homenaje este viernes al escritor oriolano Miguel Hernández, en el centenario de su nacimiento, con un concierto y recital de alguna de sus obras, según han informado fuentes de la organización del evento en un comunicado.

El Centro Cultural y Obrero de Totana le ha profesado un emotivo homenaje este viernes al escritor oriolano Miguel Hernández, en el centenario de su nacimiento, con un concierto y recital de alguna de sus obras, según han informado fuentes de la organización del evento en un comunicado.

La coincidencia en la fecha con la muerte de Marcelino Camacho y la víspera del centenario del nacimiento del poeta, comprometido con la lucha obrera y las ideas revolucionarias, “han conseguido una mezcla de emociones y sentimientos difíciles de narrar”, según ha indicado en la presentación del acto, Pedro Martínez Burgos, previo a unos momentos de silencio en memoria del fundador de Comisiones Obreras y luchador por la libertad y la democracia en España.

De este modo, el recital de poesía y música, acompañado de la emisión de imágenes sobre la vida y obra del poeta oriolano, tuvo una duración de hora y media, aunque a los asistentes se nos antojó un suspiro. El Miguel Hernández, pastor de cabras y amigo de Ramón Sitjé, al que dedicó la más hermosa elegía sobre la muerte y la vida que se ha escrito jamás, ha iniciado el recorrido por su corta e intensa vida.

Entre los momentos de su vida, se ha destacado su primer y fallido viaje a Madrid, cargado de cuartillas y su amor por la hija de Manuel, así como su segundo viaje Madrid, cuando compartió la Residencia de Estudiantes con Pablo Neruda, Vicente Aleixandre, Alberti, Federico García Lorca, Luís Cernuda, Pedro Salinas, Jorge Guillén y tantos poetas de la Generación del 27.

Y es que, “el poeta no dudó en ponerse al lado de la República y la libertad, frente al Golpe de Estado del dictador Franco y combatir en el frente, con la palabra, la poesía o el teatro, dando el ánimo necesario a los milicianos y defensores de una libertad cercenada por el fascismo”, han destacado las mismas fuentes.

Finalmente, ‘Aceituneros’ o el ‘Niño Yuntero’ son poemas que, en las voces de Antonio Martínez y May, hicieron vibrar de emoción los corazones de los asistentes.

Murcia